alt

Más allá del mapa. Imaginarios del espacio abierto en la cultura contemporánea


Históricamente la lectura del espacio geográfico mantiene una relación privilegiada con los procesos de identificación territorial. En América Latina, por ejemplo, desde el siglo XIX, en la literatura y la pintura, el paisaje o la frontera fueron nodos principales a través de los cuales se pensó la intersección entre formas espaciales, prácticas estéticas y políticas (Fernández Bravo, Montaldo, Andermann). Ya en el siglo XX los espacios no urbanos y las imágenes de la naturaleza fueron también centrales para la construcción de una idea de nación a través del cine (Maranghello y Tranchini). Lo espacial ―las configuraciones y las prácticas espaciales― refiere a una materialidad concreta, es decir a una fuente inagotable de renegociaciones políticas y de producción de diferencias culturales. En tanto campo fértil para reconstruir procesos históricos de la memoria o bien para desentramar las relaciones complejas entre distintas localidades y regiones en su correspondencia con «lo nacional», la «producción del espacio» (Lefebvre, de Certeau) es un instrumento fundamental a la hora de pensar el modo en que también las sociedades europeas han cambiado. El monográfico «Más allá del mapa. Imaginarios del espacio abierto en la cultura contemporánea» busca reunir artículos que permitan, en su conjunto, trazar un recorrido crítico de nuevos imaginarios geográficos sobre el espacio abierto apelando a nociones como las de «territorio», «paisaje», «cartografía», «región» e «itinerario», concibiéndolas como categorías históricas pero también como conceptos provenientes de la geografía humana y de la estética, que son de excepcional productividad a la hora de leer los imaginarios propuestos por obras realizadas en las últimas dos décadas.

En este contexto, dilucidar la producción de nuevos imaginarios geográficos partiendo de la literatura, el cine y el arte introduce una mirada novedosa sobre las relaciones de negociación histórica y estética entre sujeto, espacio/lugar. En primer lugar, la misma noción de «paisaje» supone considerar la subjetividad y la mirada del sujeto que recorta un paisaje de un entorno natural. Sin embargo, el espacio abierto que anteriormente era entendido como motivo identitario y principal escenario para las historias nacionales tiende a adquirir en la contemporaneidad otros alcances. En las últimas dos décadas, diversas expresiones culturales evidencian un impulso de volver a los «espacios abiertos» desde una mirada intimista que, no obstante, da cuenta tanto de las heridas infringidas por la represión de los regímenes dictatoriales, guerras civiles, como así también de las tensiones producto del avance de procesos ligados a la globalización y sus dinámicas destructivas en materia ecológica y humana. La configuración cultural del imaginario geográfico es particularmente receptiva de este giro intimista y al mismo tiempo crítica respecto de lo que se consideraba «territorios nacionales». Algunas expresiones artísticas y culturales que dan cuenta de una mirada subjetiva tensionan configuraciones de imaginarios de paisajes y mapas nacionales previos, generalmente impuestos desde el poder del Estado. Así, se puede observar en los espacios delimitados de expresiones literarias, cinematográficas y visuales la forma en que las geografías particulares y el recorrido trazado en ellas, muchas veces refieren a una pertenencia al paisaje, de modo que el lugar mismo deviene en texto, al mismo tiempo que el énfasis en la movilidad restituye la agencia del mapeo y se contrapone a cartografías oficiales o deja intuir «cartografías alternativas». Inclusive, teniendo en cuenta que el cine es una forma de cultura «peculiarmente espacial» ―que no solo representa sino que construye espacios móviles― es de sumo interés entender el rol de una práctica del espacio audiovisual que por su intrínseca movilidad permite configurar relaciones con diversos espacios pertenecientes a territorios nacionales que, al mismo tiempo que generan sentidos nuevos sobre esos espacios, conducen a desestabilizar y reformular las percepciones relativas a las propias identidades subjetivas. En la contemporaneidad, otra figura que reaparece recurrentemente al hablar de espacialidad y su relación con la «identidad territorial» es el concepto de la ruina. En muchos casos surge como una forma de crítica al neoliberalismo y al avance de la globalización en su proceso de destrucción ecológica, mientras que, asimismo, en ciertos periodos de violencia política, la ruina funciona también como alegoría del duelo. Desde este punto de vista,  el concepto de ruina  permite arrancar de la silenciosa superficie del espacio una historicidad, y así acceder a varias capas temporales en un determinado lugar. De este modo la ruina exhibe en sí misma una fractura en donde se incluyen pasado y presente al mismo tiempo, volviéndose una pantalla en donde la modernidad proyecta sus temporalidades asincrónicas así como sus miedos y obsesiones con el paso del tiempo (Huyssen). De esta manera, la ruina admite relacionarse desde otro lugar con el pasado y la memoria.

Este dossier busca igualmente, determinar la contribución del cine, la literatura y las artes a la comprensión del impacto de los procesos de globalización económica y cultural en los modos de concebir el territorio. Así, considerando los imaginarios geográficos se buscar dar cuenta de los modos en que distintas configuraciones culturales imaginan (o no) su relación y su inscripción en un espacio simbólico marcado por procesos de globalización. En este caso resulta interesante preguntarse por la relevancia de estos imaginarios en países, en donde la tensión entre «regiones» y «naciones» adquieren una particular intensidad o donde ciertas políticas oficiales de la memoria han cambiado también la forma en que se practican espacios en relación a sucesos históricos recientes.

Algunos temas de interés para el monográfico son, entre otros:

a) Desplazamiento a los «espacios abiertos» como elemento diegético en el cine, la literatura y las artes contemporáneas. Mediación artística de nociones como territorio, región, paisaje, mapa e itinerario.
b) El paisaje como expresión visual de las relaciones entre los seres humanos y la naturaleza a través del tiempo. Figuraciones de geografías particulares: islas, ríos, mares, desiertos, montañas, llanuras, selvas.
c) Cartografía y «mapeamientos». Mapas cognitivos y mapas afectivos. Movilidad y agencia del mapeo.
d) Nuevas y viejas formas de experimentar el espacio abierto. Relectura del viaje de exploración científica y del naturalista romántico. Figuraciones utópicas, distópicas, heterotópicas. «Navegación» y cruce de espacios reales y virtuales. Problematización en el espacio abierto de nociones espaciales antes aplicadas a la experiencia urbana como «espacios otros», «cualquier espacio», «no lugares».
e) Geografías de tránsito y el «andar que enuncia». Itinerancia, recorridos por el espacio abierto y espacios de enunciación. Historias de viaje y prácticas espaciales. Camino y fuga. Nomadismo y devenir.
f) Espacio e identidad nacional. Espacialidad contemporánea y memorias de identidades territoriales. Relectura del archivo paisajístico en el presente: miradas melancólicas y nostálgicas, imaginarios cosmopolitas, imaginarios pos apocalípticos.
g) Espacio abierto y procesos de desterritorialización y reterritorialización de las identidades en el contexto de la globalización.
h) Ecología y paisaje: perspectivas desde la ecocrítica en relación a la literatura, el cine y las artes. Nuevas perspectivas del paisaje y relectura de las narrativas de la novela de la tierra. Crisis ecológica y «agotamiento» del paisaje. Reconfiguración de relaciones entre paisaje natural versus paisaje industrial, paisaje urbano, planificación. Paisajes entrópicos.
i) Configuración de paisajes de ruina: ruina del paisaje, ruina del lenguaje, ruina de la memoria.
j) Geografías de género (itinerarios femeninos, miradas queer) y espacialidades alternativas (nuevas miradas al paisaje «étnico»). Lugar de la espacialidad en nuevas formas de hacer etnografías.
k) Redefiniciones de los géneros de la «escritura geográfica»: diarios de viaje, travelogues visuales, películas de carretera, funcionalización de viajes reales, eco/cartografías, especialización de la subjetividad, especialización de los procesos de memoria colectiva.
l) Desplazamientos de las fronteras y nueva cartografías de las artes contemporáneas. Formas de pensar el espacio de la lectura, el espacio en la novela, el espacio del poema, su lugar y proyección del texto escrito visual y sonoro.



Irene Depetris Chauvin y Macarena Urzúa Opazo




FaLang translation system by Faboba

index

miar ccuc csic dialnet doaj e-revistas isoc latindex MLAracoresh
lista de emails
click sinuca

chfyavbh88y FilmOneTorrents http://filmonetorrent.blogspot.com/4cd3